Génesis I

Para empezar siempre fui una chica un tanto especial, desde niña no era de las que jugaban con muñecas, tal vez era porque mis papas no tenían para comprarme una pero ese es el punto. Amaba jugar mas con los niños me encantaba hasta hora pienso que los hombres son verdaderos amigos, no como las mujeres, tan hipócritas, envidiosas, chismosas, etcétera.
Recuerdo a mi papá, mamá y yo en un cuarto oscuro en medio de la nada un lugar muy alejados del centro de la ciudad dormíamos ahí juntos, sobre una pequeña cobija que nos protegía del frio sueño de tierra. Yo obviamente no veía problema en ello es mas no analizaba que tal vez estuviéramos jodidos.
Veía a mi papá solo en las mañanas y si que amaba verlo, era mi superheroe
El primer amor de toda niña, regresaba muy tarde incluso en ocasiones no regresaba hasta pasado un día, iba a conseguir “cachuelos”  para poder comer. Así es que para fortuna de mi madre, obtenía  un día completo conmigo. Comíamos de un plato las dos y en el piso, ver televisión ¿Qué era eso? Con suerte y lograbamos que nuestra radio a pilas funcionara.

image

 

Anuncios